Pasar al contenido principal
x

Fachada principal con acceso a la Casa fuerte de sa Masó (o la Torre)

Identificador
17139_06_001
Tipo
Formato
Fecha
Cobertura
Sin información
Idioma
Autor
Raul Casado González
Colaboradores
Sin información
Edificio (Relación)

Casa fuerte de sa Masó (o la Torre)

Localidad
Preses, Les
Municipio
Preses, Les
Provincia
Girona
Comunidad
Cataluña
País
España
Descripción

LES PRESES

 

Con una extensión de sólo 9 km², el municipio de les Preses, se extiende por la llanura de Bas desde la cabecera del río Fluvià, enclavado dentro del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Comprende el pueblo de les Preses, centro administrativo, y los vecindarios de Bosc de Tosca, Pocafarina, la Boada, Sant Miquel del Corb, Bellaire y la capilla de Sant Martí del Corb. El principal eje de comunicaciones es la carretera C-152, que va de Olot a Sant Esteve d’en Bas, donde se bifurca hacia Vic y hacia Santa Coloma de Farners. De esta vía salen carreteras locales, como la del pueblo de les Preses hacia Sant Privat d’en Bas, otra hacia Juanetas y Sant Vicenç de Torelló (Osona) por la collada de Bracons, y la del vecindario de Pocafarina hacia la Fageda d’en Jordà.

 

La primera noticia documental del lugar es de un testamento del año 922. Más adelante, en 960, se menciona en una donación de los esposos Sal·la y Ricarda para la fundación del cenobio de Sant Benet de Bages. Unos cuantos años después, en el 972, en la consagración de la iglesia de Sant Benet se cita la iglesia de Sant Pere de les Preses como posesión del monasterio, al que restaría vinculada hasta la desamortización de 1835. 

 

En 1111, cuando desapareció el condado de Besalú y los vizcondes se refugiaron en sus posesiones del valle de Bas, no faltaron fricciones entre los susodichos vizcondes de Bas y el monasterio de Sant Benet, debido a las rapiñas y otras extorsiones que aquellos ocasionaban al alodio del monasterio. Finalmente, en 1328, se estableció una concordia entre el abad Bernat de Sant Benet y el vizconde Pere de Sant Feliu, por la que los vizcondes y el abad se repartían pro indivisión la jurisdicción civil y criminal del alodio de les Preses.


 

Casa fuerte de sa Masó (o la Torre)

 

La casa fuerte sa Masó, conocida popularmente como “la Torre”, está situada a la afueras del pueblo de les Preses, escasamente a 1 km de distancia, en el camino que remonta hacia el pico de Murrià. El acceso lo podemos realizar a pie o en coche: desde la plaza mayor de les Preses tomaremos la calle del Hospital hasta que ésta desemboque en una plaza; allí la calle deja de ser asfaltada y se convierte en un camino que discurre entre campos de cultivo y pasto. Pasados unos 20 m del manso Can Filoses, tomaremos un camino a mano izquierda que conduce hasta el edificio medieval. 

 

La casa fuerte de sa Masó pertenecía a los bailes de la abadía de Sant Benet de Bages, que poseía derechos y jurisdicción sobre les Preses desde el siglo x. El linaje se enriqueció y emparentó con la pequeña nobleza de la zona mediante varios enlaces matrimoniales, el primero del cual tenemos constancia en 1153. 

 

La casa hoy está deshabitada y ha caído en un abandono deplorable. Hace poco menos de diez años se llevó a cabo una reforma del edificio que buscaba su preservación mediante la reforma del tejado y la consolidación de las estructuras; también se limpió la fachada, borrando las huellas del tiempo y tapando algunos orificios. Ésta obra menor no ha buscado el historicismo pero ha conservado algunas de las características medievales del conjunto, visibles en el primer piso de la torre. 

 

La casa fuerte sa Masó presenta una planta rectangular, con unas dimensiones de en el exterior de 6,5 m x 8 m, y en el interior de 4,5 x 6,35 m. El acceso se encuentra en el muro meridional. En el muro oriental se ha anexionado un edificio posterior al período románico, que también está deshabitado. En la parte más oriental de esta ampliación se distinguen unas caballerizas y una vivienda. Una ventana geminada con decoración floral de estilo gótico embellece la fachada principal del edificio, orientado hacia el Este. 

 

Sin embargo, la casa fuerte debió de ser una estructura exenta, tal y como atestiguan las aspilleras que se conservan en la planta de acceso a ésta. Actualmente sólo encontramos aspilleras en tres de los cuatro muros de la torre. Esto se debe a que las aspilleras del muro este, que es contiguo a las dependencias anexas en un período posterior, han sido tapiadas. 

 

Solo la planta baja de la torre es de origen románico. Ésta primera planta presenta una portada de grandes dovelas y unas aspilleras que flanquean la entrada. La puerta tiene una anchura de 93 cm y una altura de 190 cm. Se remata con un arco de medio punto formado por seis dovelas bien trabajadas de unos 35 cm de largo. Las aspilleras tienen una altura de 70 cm en su exterior y una anchura en el interior de 70 cm también. 

 

Las piedras empleadas para la construcción de la torre no son de grandes dimensiones, buscan la regularidad mediante un sillarejo ligeramente rectangular, de unos 15 cm de largo por unos 20 cm de largo, con los cantos redondeados, y dispuesto en hiladas regulares.

 

 

Texto y fotos: Raül Casado González – Planos: Xevi Llagoster


 

Bibliografía

 

AA.VV., 2008., pp. 308-309; Castells Catalans, Els, 1967-1979, III, pp. 134-136; Catalunya Romànica, 1984-1998, IV, pp. 303-304; Caula i Vegas, F., 1984, pp. 151-157; Del Campo i Jordà, F., 1989a, pp. 79-80; Pagès i Pons, J., 1984, pp. 171-216; Pagès i Pons, J., 1987, pp. 77-84; Murlà i Giralt, J. y Teixidor i Santaeulària, J., 1999, pp. 338-339.